ROI de la Felicidad en el Trabajo: ¡Estudios, datos y KPI!


roi-felicidad-trabajo

El ROI de la felicidad en el trabajo, es decir el retorno de la inversión de invertir en la felicidad de nuestros empleados, es una baza importante para justificar nuestras iniciativas en gestión de talento. ¿Se puede medir?, ¿Por qué debo invertir?, ¿Qué gana la empresa?

¿ES RENTABLE INVERTIR EN LA FELICIDAD DE LOS EMPLEADOS?

Las empresas más pioneras en gestión de personas están apostando fuerte a la felicidad de los empleados y crear experiencias únicas que les permita contar con los mejores profesionales y alargar su ciclo de vida con la organización. El área de gestión de talento necesita , como el resto de áreas poder justificar sus iniciativas ante dirección y aquí el uso adecuado de indicadores nos dará poder a la hora de implantar una cultura de felicidad en nuestra compañía.

 

¿Qué vas a encontrar?
1. El ROI de la felicidad en el trabajo
2. ¿Por qué necesitamos justificar el retorno de la inversión?
3. ¿Cómo justificamos el ROI?
4. Estudios, datos y KPI
5. ¿Cómo mido el ROI de la felicidad en mi empresa?
6. Bonus extra: ROE

El roi de la felicidad en en el trabajo

Para entender la rentabilidad de la felicidad en el trabajo vamos a entender los motivos por los cuáles necesitamos conocer el retorno de la inversión, vamos a conocer cómo podemos justificarlo y descubriremos datos y kpi fruto de investigaciones y casos reales. Por último, aprenderemos a medir el ROI de la felicidad laboral en nuestra empresa.


¿Por qué necesitamos justificar el ROI de la felicidad laboral?

La transformación digital, junto a la llegada de nuevas generaciones que eligen a sus empleador, nuevas formas de trabajar y la actual globalización, ha puesto de manifiesto la necesidad de transformar culturalmente las organizaciones y apostar decididamente por crear una feliz experiencia del empleado.

Durante años, recursos humanos ha sido contemplada como aquella área de la empresa dedicada a nóminas y despidos, sin voz ni voto en las decisiones estratégicas. Sin embargo, a día de hoy, el poder que nos otorga el análisis de datos está dando lugar a un cambio importante. La gestión de talento, la felicidad y experiencia de los empleados empieza a ser clave en las compañías líderes que buscan atraer y fidelizar al mejor talento

Tradicionalmente, marketing, ventas o finanzas han sido pieza importante en las compañías fruto de poder justificar sus acciones ante dirección… ¿A qué director general no le gusta comprobar el ROI de sus inversiones? Invierto tanto, obtengo tanto. La llegada de “people analytics” o análisis de datos de las personas nos está dando una herramienta poderosa para argumentar nuestras iniciativas y justificar nuestras inversiones.

No es suficiente con un buen salario y una estabilidad, ahora el empleado es exigente y tiene muy claro aquellos factores que valora para trabajar en una empresa, ¿Los tienes? Enhorabuena, tal vez te consideren, nadie te asegura ser la opción escogida. ¿No los tienes? Habemus problema, dificilmente consigas atraer a los mejores.

¿Y qué se valora actualmente en el lugar de trabajo? Desde Departamento de Felicidad hemos identificado un total de 15 factores que hacen feliz al empleado en su lugar de trabajo, que investigan en sus procesos de selección y que valoran y comparan antes de tomar una decisión. Estos factores son los siguientes: ambiente laboral, flexibilidad horaria, condiciones salariales, desarrollo de habilidades, realización personal, liderazgo, formación, reconocimiento, beneficios sociales, estabilidad laboral, localización, oficinas y equipamiento, recursos, salud y bienestar y cultura empresarial.

Ahora bien, aunque a priori es totalmente lógico que un empleado feliz reportará beneficios a la empresa, necesitamos y nos “exigen” KPI, datos… ¡ROI! Necesitamos justificar la conveniencia de transformar la organización, de generar un cambio, de salir de la zona de confort. Solo así, tal vez, y tras mucho luchar por ello decidirán escucharte y apostar.

También es probable que se dé el caso de que actúen por imitación, cuando vean que otras empresas lo están haciendo y tenemos problemas en captar y fidelizar al talento. Como me gusta decir, “Existen empresas que actúan por creencia y otras que lo hacen por necesidad”.


¿Cómo podemos justificar el retorno de la inversión en felicidad?

¿Es rentable invertir en felicidad laboral? La respuesta, positiva o negativa, debemos apoyarla en datos, kpi y justificación del ROI que supondrá para la empresa. El reto se complica cuando el ROI que buscamos es sobre un concepto relativamente intangible como es la felicidad. Los responsables de personas siempre tendremos una dificultad añadida para justificar nuestras iniciativas: formación, clima, felicidad… ¡Somos gladiadores!

Para nuestra suerte,  casos de éxito de empresas pioneras y datos de estudios avalados por las mejores universidades del mundo demuestran la rentabilidad de invertir en felicidad y son un gran apoyo cuando necesitamos argumentos para defender las bondades de apostar a crear una cultura de la felicidad en nuestra empresa.

A partir de aquí, si logramos impulsarlo a nivel corporativo en nuestra compañía, contar con los mecanismos y herramientas adecuadas para medir y analizar nuestras iniciativas nos dará la razón y justificará la confianza depositada en nosotros. Utilizando los datos resultantes de las iniciativas y comparando el progreso en aquellos puntos clave, estaremos justificando de forma incuestionable nuestros esfuerzos e inversión.

Invertir en nuestros empleados es rentable, es muy rentable, en lo tangible y en lo intangible. Así pueden asegurarlo aquellas empresas que han apostado decididamente por ello, con estrategia. Insisto, invertir en felicidad con estrategia, invertir en felicidad del empleado no es poner un futbolín, frases motivacionales en las paredes y un día de fruta en la oficina. Esto ha llevado al concepto de que la felicidad es un gasto sin sentido, sin retorno. Mucha culpa de ello tienen los innumerables reportajes que hemos visto de Google donde nos muestran la parte superficial de la estrategia, sin entrar en la base de su cultura que pone foco en los programas de liderazgo, de escucha del trabajador o planes de formación y desarrollo, entre otros.

Lo asemejamos a un iceberg, donde únicamente nos muestran la parte superficial del iceberg (futbolines, frases en las paredes, fruta…) y no entran en el resto de factores que suponen las bases de esta cultura de felicidad que ha generado lo que es Google a día de hoy. La felicidad en el trabajo es cuidar equilibradamente y de forma personalizada todos aquellos factores que influyen en la felicidad de nuestros empleados, puedes tomar como referencia los 15 nombrados anteriormente.



Estudios, datos y KPI de felicidad en el trabajo

Los datos a modo de referencia serán un gran apoyo para orientar nuestras estrategias y justificar nuestra iniciativa ante dirección. Para ello, los estudios llevados a cabo por profesionales y universidades internacionalmente reconocidas, así como los datos resultantes de experiencias reales de empresas que han decidido apostar por ello son oro.

Podemos encontrar datos de muchas fuentes distintas, recopilamos algunos de los principales datos aportados por personas, instituciones y empresas reconocidas. Entendemos que estos datos, como cualquier otro KPI, son referencias fruto de estos estudios y experiencias y no son extrapolables de forma directa a nuestra empresa, si no simplemente una orientación. Cada empresa es un universo con sus propias particularidades y debemos tratarlo como tal en nuestras mediciones y estrategias.

 

¿Por qué apostamos por la felicidad en el trabajo?

Estos son algunos de los datos que hemos recopilado sobre el roi de la felicidad en el trabajo, donde podemos comprobar que al invertir en una empresa feliz, no sólo incrementamos beneficios si no que también ahorramos costes.

  • Los empleados felices en su puesto de trabajo son un 12% más productivos (Estudio Happiness and Productivity, Universidad de Warwick)
  • Fred Luthans calculo el retorno de la inversión de los empleados felices, determinando que la introducción de una estrategia conservadora para incrementar la motivación laboral y la motivación empresarial de las plantillas conlleva un aumento del ROI del 2% anual, lo que se traduce en más de 500 millones de dólares en una empresa mediana tipo (Fred Luthans, Universidad de Nebraska)
  • Las personas con índices mayores de felicidad en su trabajo tienen un rendimiento mayor: dedican el 80% de su tiempo a las tareas encomendadas, es decir, 4 días de 5 a la semana. En cambio, la dedicación a las labores que deben desempeñar de las personas con índices de no felicidad en el trabajo disminuye hasta el 40% de su tiempo, esto es, 2 días a la semana, lo que representa un coste enorme para las organizaciones, pues estaríamos hablando de unos 100 días de trabajo, o de entre 3 y 4 meses por cada empleado descontento (Iopener Institute Oxford)
  • Las personas felices son un 86% más creativas (Universidad de Berkeley)
  • Aquellas organizaciones donde la felicidad laboral es más elevada obtienen una media en ventas de entre 80000 y 120000 dólares más por mes (Gallup)
  • Una empresa feliz aumenta un 10% las calificaciones de clientes (Gallup)
  • Una empresa feliz tiene un 55% menos de rotación de personal (Gallup)
  • Una empresa feliz fideliza un 44% más a sus empleados (Gallup)
  • Una empresa feliz tiene un 41% menos de absentismo (Gallup)
  • Una empresa feliz tiene un 58% menos de problemas de seguridad (Gallup)
  • Una empresa feliz tiene un 40% menos de productos defectuosos (Gallup)
  • Un trabajador feliz, motivado y satisfecho con su trabajo consigue un aumento del 37% de las ventas, del 31% de la productividad y del 19% en la eficacia (Shawn Anchor)
  • Los empleados infelices tienen una media de 15 días más de baja por enfermedad que la media (Shawn Anchor)
  • Un empleado feliz es un 300% más creativo e innovador (HBR)
  • Un empleado feliz tiene un 125% menos de estrés (HBR)
  • Las personas felices son un 43% más productivas (Hays Group)
  • El coste de reemplazar un empleado está entre el 50% y el 150% del salario (Hays Group)
  • El coste de la rotación es de 6 a 9 meses el salario de un empleado (Society for Human Resource Management)
  • Los empleados felices son un 20% más productivos (Social Market Foundation)
  • Una empresa feliz tiene un 66% menos de bajas laborales (Forbes)
  • Una empresa feliz tiene un 31% más de productividad (Greenberg & Arawaka)
  • El retorno de la inversión (ROI) es de 2,54 euros por cada euro invertido en programas de bienestar.
  • Las personas que se rodean de gente feliz tienen un 25% más de posibilidades de imitar este estado anímico (Framingham Heart Study)

 

Tienes datos más que suficientes para apostar y/o defender la felicidad en tu empresa. ¿Te parecen pocos? Aún tenemos más, en la página de los compañeros de accesperks puedes encontrar una lista infinita con datos recopilados sobre la importancia de cuidar la felicidad y experiencia del empleado. A los profesionales de talento ya no nos asustan los datos, ¡Los utilizamos!


¿Cómo medimos el ROI de la felicidad en nuestra empresa?

Más allá de recopilar y mostrar datos de referencia para promover y justificar la felicidad laboral en nuestra empresa, necesitamos poder medir el ROI en nuestra compañía si nos dan luz verde a su implantación. ¿Cómo vamos a medir el ROI de la felicidad en nuestra empresa?

Tenemos diversas opciones para medir el retorno de la inversión de la felicidad corporativa. Es recomendable conocer muy bien aquellos kpi clave para la compañía y analizar de qué manera podemos medir estos kpi y asociarlos con la implantación de la cultura de la felicidad en nuestra empresa.

 

Opciones para medir la felicidad en el trabajo

Medir la felicidad en el trabajo, su impacto, es posible utilizando los indicadores adecuados. Desde nuestra experiencia estas son las principales vías que podemos utilizar en nuestras empresas.

  • KPI

Una de las maneras más potentes para medir el impacto de la felicidad laboral en nuestra empresa es utilizar los KPI de negocio, puesto que estos, en su mayoría, van asociados a costes o beneficios. Para ello, utilizaremos los datos de dichos KPI inicialmente (antes de implementar la cultura) y los compararemos con los mismos KPI posteriormente (tras hacer el cambio). De esta forma, podremos comparar los avances y comprobar cómo el cambio hacia una cultura de la felicidad ha impactado positivamente sobre ellos.

¿Ejemplos de KPI? Ventas, productividad, absentismo, bajas laborales, rotación, costes de reclutamiento, tiempo para llenar vacantes, clima laboral, productos defectuosos, problemas de seguridad, innovación, etc.

 

  • FEEDBACK DE LOS EMPLEADOS

Otra de las formas de medir el impacto o roi de la felicidad en el trabajo es preguntar a nuestros empleados. ¿Cómo está impactando sobre su experiencia con la empresa? Para ello podemos utilizar encuestas, herramientas online, pulse surveys o focus group que nos permitan tomar el pulso de la estrategia que estamos siguiendo.

 

  • ALGORITMO DE FELICIDAD

Desde Departamento de Felicidad, ante la necesidad de nuestros clientes de poder medir el impacto que la felicidad de sus empleados tenía en el ROI de la compañía, creamos una consultoría de felicidad en la cual a través de un algoritmo medimos sobre 15 factores que influyen sobre la felicidad de nuestros trabajadores. Esto nos permite conocer la situación, diseñar un plan estratégico de iniciativas y medir los resultados, comprobando nuestra evolución e impacto en los resultados de la empresa. Como siempre defendemos, “La felicidad en el trabajo no es una moda, es una realidad si existe estrategia”

 

Hemos comprobado que, a pesar de que a priori se hace complicado justificar y medir el impacto de la felicidad en el trabajo, disponemos de datos más que suficientes para poder apostar por una empresa feliz y tenemos vías para medir y reportar indicadores a dirección. Insistimos de nuevo, los profesionales de la gestión de talento se tienen que enamorar de los datos, concretamente de los datos de personas o people analytics.

Si lo hacemos, tenemos muchas más probabilidades de conseguir nuestros objetivos y adquirir una mayor importancia en la toma de decisiones estratégicas en nuestra empresa. Aquellas empresas que han decidido apostar a a felicidad de su equipo no han dejado de hacerlo, ¿Nos hemos preguntado el motivo? La pregunta se responde por sí misma.


Bonus EXTRA: El ROI de la felicidad vs el ROE de la felicidad

En este artículo estamos hablando sobre el roi de la felicidad en el trabajo. Muchos de vosotros, por nuestra experiencia, sois profesionales de recursos humanos que buscáis convencer a dirección sobre la necesidad de implantar la felicidad en vuestra empresa… ¿Y qué mejor que el ROI para justificarlo? Por otro lado, estáis aquellos CEO que tenéis claro que un empleado feliz es rentable para la compañía y estáis buscando más acerca del impacto que supone y la manera de profesionalizar este punto más allá de las pequeñas iniciativas que de forma aislada, estáis implementando.

No obstante, más allá del impacto estrictamente económico, hay más… ¡Bonus extra! Hemos hablado del ROI (retorno de la inversión) ahora bien, existe otro tipo de retorno que llamamos ROE (retorno de la emoción). En cualquier empresa necesitamos tangibilizar el impacto y rentabilidad de nuestras acciones, pero de la misma manera que al invertir en comunicación corporativa estamos creando una imagen y confianza ante nuestros clientes sin conocer directamente el ROI de estas acciones, al invertir en felicidad ocurre lo mismo, obtenemos mucho más de lo que podemos controlar.

Cuando apostamos por crear una cultura de la felicidad estamos impactando en las emociones de nuestros empleados, que posteriormente nos ayudará a mejorar los indicadores del ROI. Satisfacción, pasión, interés en aprender, compromiso, alegría, colaboración, sentido de pertenencia son emociones que nacen de cuidar la experiencia de nuestros empleados y que, indudablemente, hacen de nuestra empresa un gran lugar para trabajar que repercute en los resultados corporativos.

 

Esto es todo, hemos visto los motivos por los cuales debemos justificar el roi de la felicidad laboral, cómo podemos hacerlo, estudios datos y kpi y por último, cómo lo medimos en nuestra empresa… ¿Estamos preparados para llevar a nuestra empresa al siguiente nivel?

 

¿Quieres saber más? Te serán de utilidad estos otros artículos que hemos compartido contigo:

 

Como dice Laszlo Bock, vicepresidente de recursos humanos de Google, “Pasamos más tiempo trabajando que haciendo cualquier otra cosa. No resulta lógico que el trabajo resulte una experiencia desmotivadora y poco humana”

 

¿APOSTAMOS POR LA FELICIDAD DE NUESTROS EMPLEADOS?

HOY Y AHORA ES UN BUEN MOMENTO 😉

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.